Aunque la gran mayoría continuamos haciendo nuestra vida normal, ante cualquier tipo de actividad cotidiana, como es ir al gimnasio, es normal preguntarse cómo afecta el coronavirus. En este tipo de espacios existe un contacto directo entre personas y el sudor está a la orden del día.

Por ello, la pregunta más importante es: ¿existe algún riesgo?

Los expertos explican que en los centros deportivos es conveniente desinfectar todas las superficies después de cada uso, ya que han estado en contacto con las secreciones respiratorias que se desprenden mientras se hace deporte, pero el sudor no es una vía de transmisión. Por lo tanto, es conveniente dar una pasada en la superficie con un producto desinfectante, como medida de precaución.

Es decir, del mismo modo que en casa o en el lugar de trabajo, lo más importante para evitar contagiarse del coronavirus es tomar las medidas de higiene recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS): lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Y, además de estas medidas de precaución, te indicamos tres recomendaciones más, que ha ofrecido el Dr. Norman Swan, en Daily Mirror, y que seguro te interesan:

  • Lavar la botella de agua de forma regular
  • Usar una toalla para cubrir las máquinas
  • Y, por supuesto, para quienes tengan síntomas como “toser” o “estornudar”, es mejor no acudir al gimnasio hasta que estén bien

Si lo pensamos fríamente, el riesgo de contraer coronavirus es menor en un gimnasio que en otros espacios públicos o actividades grupales, además de que todo el equipo del Iron Salfer estamos bien informados y sabemos lo que tenemos que hacer y cómo comunicarlo ante cualquier incidente, lesión o posible caso de enfermedad infecciosa, informando en todo momento la importancia del uso de la toalla durante el entrenamiento y la limpieza del equipamiento deportivo tras su uso, así como lavarse las manos con frecuencia.